FAQ

La Asociación Acción Visión España cuenta con un servicio  de información encargado de atender las cuestiones que realizan los ciudadanos. Pueden hacernos llegar sus dudas a través de:

1. ¿Qué es la baja visión?

Baja visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando la adecuada corrección en gafas, lentes de contacto e incluso acertados tratamientos farmacológicos o cirugía, y que por ello sufre una incapacidad para realizar algunas tareas de la vida cotidiana.

Se considera que una persona tiene baja visión cuando tras la mejor corrección óptica, su agudeza visual es menor de 0,3 en el mejor de los ojos, o un campo visual inferior a 30.

2. ¿Qué es un discapacitado visual?Es una persona cuya visión no alcanza, a pesar de las correcciones ópticas posibles, el 100% de resto visual. El resto visual contiene dos parámetros de definición visual: la agudeza y el campo. La agudeza visual, es la capacidad de distinguir las formas de los objetos a cierta distancia y se mide con la prueba de las letras (o formas geométricas) de decreciente tamaño, estableciendo cada línea, vista o no, un 10% de agudeza visual. El campo visual es el ángulo que el ojo ve, correspondiendo 90º a cada ojo (total 180º). El campo se reduce, bien “cerrándose” por los costados, bien de forma aleatoria, a causa de manchas que se forman en el ojo.

3. ¿Qué pasa cuando las ayudas ópticas ya no son suficientes para corregir la discapacidad visual

La persona que, pese al uso de correcciones ópticas, no consigue llegar al 100%, pero que supera el 50% de resto visual, pertenece a la categoría B3, lleva una vida normal y posiblemente no tenga conciencia de su discapacidad. En cambio, por debajo del 50%, empieza a tener dificultades evidentes y se dice que tiene baja visión (B2). Hay que tener en cuenta que, por debajo del 20% de resto visual, las dificultades visuales son severas y hacen imprescindible el uso de técnicas de adaptación. Cuando no consigue superar el 10% de agudeza y/o tiene restringido a sólo 10º su campo visual, se considera entonces que padece ceguera legal. Finalmente, si no ve más que zonas difusas de iluminación y sombra, o bien nada en absoluto, se habla de ceguera total (B1).

4. ¿Cómo se verá afectada mi calidad de vida con ceguera o baja visión?

Una vez superado el shock emocional de la discapacidad, si se aprenden las técnicas alternativas necesarias, rehabilitación básica, se puede conseguir una buena calidad de vida y un buen ajuste a la discapacidad, tanto en el caso de la baja visión, como en el de la ceguera.

5. Y si la discapacidad es de nacimiento, ¿qué calidad de vida espera a mi hijo?

Si la educación que le damos es estimuladora, en lugar de sobreprotectora, ésta le permitirá un desarrollo pleno como individuo, sin que encuentre barreras insuperables en los estudios, en el ocio, en las relaciones interpersonales o incluso, y a pesar de todo, en el ámbito laboral.

6. ¿Cómo me podré desplazar?

Siempre se debe aprovechar el resto visual, cuando éste exista, así como las ayudas ópticas apropiadas que general u ocasionalmente puedan ser útiles. Cuando éstas se muestran insuficientes se echará mano de las técnicas de desplazamiento específicas para invidentes, ya sea con bastón, con perro guía o con acompañantes videntes. También, en este punto, se pueden utilizar los servicios de acomppañaniento que ofrecen algunas asociaciones

7.  ¿Cómo me ganaré la vida de ahora en adelante?

La integración laboral de las personas discapacitadas es una asignatura pendiente de nuestro país, pero hay que tener muy claro que la adaptación de un puesto de trabajo para una persona ciega o con baja visión, no sólo es posible en muchos trabajos, sino que es más económica que para otras discapacidades. Toda persona que supere el 33% en el grado de discapacidad tiene derecho a ventajas fiscales, sociales y laborales que favorecen su contratación por parte de las empresas. En última instancia se puede recurrir al sistema de pensiones del Estado.

8. ¿A qué pensión tengo derecho, si ya no puedo trabajar?

Aunque habrá que personalizar la respuesta en cada caso, de forma general, se puede afirmar que, si la persona ha cotizado los años necesarios, podrá optar a una pensión de Incapacidad Absoluta, si está por debajo del 50% de resto visual o a una de Gran Invalidez, si está en, o por debajo, del 10% de resto visual. Es recomendable asesorarse bien antes de emprender la tramitación de estas pensiones en alguna entidad conocedora de ellos, como la nuestra.

9. ¿Hay alguien que pueda ayudarme a mí y a mi familia a afrontar mi pérdida de visión?

La experiencia nos dicta que buscar el apoyo de otros afectados suele ser una buena terapia para superar la disminución, tanto para el propio afectado, como para sus familiares. Las asociaciones de afectados prestan este tipo de apoyo y pueden poner en contacto con profesionales especializados en la atención a las personas de nuestro colectivo.

10. ¿De qué tipos de ayuda podré disponer?

Al margen de las ayudas médicas, que no hacen al caso aquí, las principales ayudas son, en primer lugar, las informativas, luego las administrativas, las tendentes a la rehabilitación personal, las formativas, las tendentes a la integración laboral y las tendentes a la integración social. La información es fundamental, de ahí que sea imprescindible que médicos y responsables sanitarios dispongan de ella para ofrecerla en el momento que sea preciso. La desolación del médico cuando debe confesar a su paciente que ya no puede hacer nada más por él, sólo es superada por la soledad y aislamiento del paciente que no sabe a quién recurrir. Las ayudas administrativas son valiosos aliados, aunque a veces yacen entre el enmarañamiento legal que las oculta. Las técnicas de adaptación a la discapacidad y el apoyo psicológico son asuntos inaplazables que deben afrontarse desde el primer momento. No menos importantes y casi tan urgentes son las necesidades formativas del afectado y de sus familiares para afrontar la nueva situación. Las posibilidades de adaptación del puesto de trabajo (aquel en que se trabajaba u otro distinto) están reguladas por leyes y normativas y hay jugosas subvenciones a las que las empresas se pueden acoger, por lo que la reticencia empresarial a contratar disminuidos visuales es un prejuicio antieconómico, para ellos y para la sociedad. Finalmente se encuentran las ayudas de integración social, que permiten las actividades de ocio adaptado, visitas culturales adaptadas y actuaciones públicas o privadas que mejoren la movilidad y el mejor acceso a la información de todas las personas, también de las discapacitadas visuales.

11. ¿Dónde puedo ir a que me ayuden?

Al margen de los tratamientos médicos que sean oportunos, las asociaciones de afectados son el lugar donde recibir apoyo psicológico y formación en las técnicas de movilidad y vida diaria necesarias en la nueva situación. También se puede llamar al Teléfono del Ojo 900900505 para obtener más información.

12. ¿Cuáles son los baremos para entrar en la ONCE?

La ONCE es la entidad con mayor implantación de todas las del sector y con más recursos de todo tipo, desgraciadamente, por sus estatutos legales, sólo puede atender a las personas con una disminución visual inferior o igual al 10% de resto visual, es decir, a los ciegos legales, y que tengan la nacionalidad española, quedando fuera de su ámbito de actuación cualquier extranjero, incluso los ciudadanos comunitarios y todos los discapacitados visuales (B2).

13. ¿Se verá afectada mi vida social? ¿Qué puedo hacer para divertirme, si he perdido la vista?

Una vez superado el shock emocional, que sí suele tener consecuencias para la vida social, con las técnicas adecuadas, la discapacidad visual no impide disfrutar de una amplia gama de entretenimientos: Actividades deportivas (goalball, ciclismo en tándem, esquí, atletismo…), salidas a la Naturaleza, viajes turísticos, visitas a museos y monumentos(a pesar de las limitaciones actuales en adaptación), cines, teatros y otros espectáculos (preferentemente si disponen de audiodescripción), conciertos de música, baile, recitales poéticos, etc.

14. Me gusta mucho leer ¿he de renunciar a ello?

En el caso de las personas con discapacidad visual, deben consultar con su médico si su dolencia específica requiere precauciones para fijar la vista. De no ser así, existen técnicas y aparatos para aprovechar al máximo el resto visual de la persona, de los que destacaremos la lupa televisión por su potencia y por lo poco conocida que es. En el caso de los ciegos totales, disponen del braille, del libro hablado y de aparatos que transforman en voz los caracteres impresos (o los ficheros informáticos). De estos aparatos también se pueden servir los discapacitados visuales (B2).

15. ¿Puedo seguir usando ordenadores?

Son precisamente los ordenadores un instrumento fundamental en la relación con el entorno para la persona con discapacidad visual. Permiten, con programas estándar o mediante programas específicos, la magnificación de la imagen y también su conversión en voz o al tacto (linea braille), por lo que son útiles sea cual sea el grado de discapacidad visual de la persona.

16. ¿Mi hijo va a poder leer, estudiar, jugar,…?

Por supuesto que podrá hacer todo aquello que se proponga, no debemos por norma, prohibirles nada si esto no encierra un riesgo irresponsable.

Las nuevas tecnologías han facilitado, enormemente el acceso de las personas con diversidad funcional a todo aquello que les resulta de interés.

Es cierto que habrá actividades a las que por ley tendrán el acceso limitado como, el permiso de conducir, el trabajo en las fuerzas de seguridad del estado, cuerpo de bomberos y algunas profesiones en las que la visión debe ser perfecta como piloto de aeronaves, controladores aéreos y otras similares.

17. ¿Es importante que use gafas de sol?

Al igual que es importante que en verano todo el mundo se proteja los ojos del sol, más importante es que las personas que viven con Baja Visión lo hagan siempre

La protección debe ser la adecuada, deben ser filtros indicados por un óptico –optometrista especializado en Baja Visión.

18. ¿Con qué frecuencia se deben hacer revisiones oftalmológicas?

Esto lo debe indicar el oftalmólogo que atiende al paciente, pues todo dependerá de las alteraciones que presente. Pero si la evolución no es negativa y no padece glaucoma congénito asociado, quizás sea suficiente con una o dos revisiones al año. Sin embargo, reiteramos que la frecuencia será el propio oftalmólogo el que debe pautarla, dependiendo de las circunstancias individuales.

19. ¿Con qué frecuencia hay que tomar la presión Intraocular?

Será el profesional de la oftalmología el que paute la frecuencia de la toma de tensión todo dependerá de las circunstancias personales del paciente. Si no existe tensión elevada, con una revisión cada seis meses debería ser suficiente.

20. ¿Es mejor que mi hijo o hija se acerque a la tele?

Un niño o niña con Baja Visión necesita recibir estímulos visuales. Primero, porque ello le ayudará a ejercitar su resto visual. Y, segundo, porque de no poder acercarse a la tele o a cualquier otra cosa que desee ver perderá la poca información que pueda recibir a través de este medio, del sentido de la visión.

A lo largo del día una persona recibe información, constantemente, y de toda ella hasta un 80% llega al cerebro a través de la visión. Por ello es importante que aunque la visión sea mala y, además, por esto mismo el niño/a puede y debe acercarse a todo lo que le interese será la única forma de conseguir información complementaria.

21. ¿Es bueno que juegue con el ordenador y dispositivos electrónicos?

Si hablamos de la estimulación visual nos reiteramos en que es igual de bueno que ver la tele o acercarse a los libros o a los cuadros.

Tratándose de dispositivos electrónicos tendríamos que actuar partiendo de dos pautas concretas:

Una la de colocar un filtro protector para la retina tipo reti-care en cada uno de los dispositivos, es positivo tanto para las personas con Baja Visión, como para aquellos que no la tienen.

La segunda recomendación es la del sentido común: si está todo el día enganchado a un dispositivo no hará otra actividad, pero esto nada tiene que ver con la Baja Visión.

En cualquier caso el manejo de estos dispositivos puede ayudar a los niños y jóvenes en la educación inclusiva pues es una herramienta que se adapta a las necesidades individuales, además de ser un estímulo visual, le ayudará y facilitará la consecución de sus estudios y alcanzar los objetivos como el resto de sus compañeros.

22. ¿Debo seguir yendo a la consulta de oftalmología?

Una vez realizado el diagnóstico, los especialistas a menudo dicen a sus pacientes que no se puede hacer nada para curar la enfermedad. Aunque a día de hoy esto sea efectivamente así, hay otros muchos factores a considerar que hacen que las visitas regulares al servicio de oftalmología sean importantes, entre ellas:

– Tratar las posibles complicaciones.

– Tener un historial clínico completo que permita hacer una curva de la evolución de la enfermedad a lo largo del tiempo será un requisito imprescindible para participar en posibles ensayos clínicos donde se quiera probar la eficacia de un medicamento.

– Tener acceso a un diagnóstico genético y a un estudio genético.

23.-¿Cómo puedo proteger mis ojos y preservarlos lo máximo posible?

Está demostrado que la exposición excesiva a la luz solar intensa es dañina para la retina por lo que hay que proteger los ojos de los rayos ultravioleta, la luz azul y el resplandor. La mejor forma de conseguirlo es a través de unos filtros selectivos con protección UV. Te podrán asesorar sobre el que más te conviene en una consulta de baja visión. En días con mucha luminosidad es además recomendable el uso de un sombrero de ala ancha.

Está probado que el fumar causa daños irreversibles en la retina por lo que las personas con una enfermedad degenerativa de la retina  deberían evitar el tabaco y los ambientes con humos.

No existe evidencia de que el alcohol sea dañino para la retina pero el consumo excesivo a largo plazo puede ser perjudicial.

Una dieta sana y equilibrada rica en frutas y vegetales multicolor muy probablemente sea beneficiosa para la retina. Es también posible que el pescado graso rico en omega-3 sea beneficioso, aunque existe controversia al respecto.

24. ¿Por qué hay días que me parece ver mejor y otros peor?

Es frecuente que las personas con Baja Visión tengan la sensación de ver mejor unos días que otros. En esto influye la iluminación (algunos prefieren que esté nublado, otros no), pero también el cansancio y el estrés. Utilizar el resto de visión supone un gran esfuerzo físico y emocional.

25. ¿Cómo afrontar el diagnóstico?

El paso más importante para vivir positivamente con una enfermedad degenerativa de la retina es la aceptación. El conocer que padeces una enfermedad que puede conducir a la ceguera puede hacer que sientas miedo y confusión. Algunas personas aceptan esta situación con más facilidad que otras pero la mayoría atraviesan un periodo de depresión antes de asimilar la noticia. La capacidad de adaptación y la actitud positiva serán claves para determinar el tipo de vida que tú y tu familia llevaréis en el día a día.

Puede ser de gran ayuda contactar con un especialista que te ayude a asimilar la nueva situación y acercarte a la asociación donde podrás conocer a otras personas que han pasado o están pasando por lo mismo.

26. ¿Puedo adecuar la casa a mi afección?

Sí, se puede conseguir una mejora importante eligiendo cuidadosamente la iluminación en función de las necesidades, evitando puntos de luz muy intensa y cambios bruscos entre una zona y otra. También es importante la elección de colores y contrastes, la utilización de diferentes texturas y etiquetado, la disposición del sofá respecto a la televisión y el tamaño de la misma, etc. Asimismo, debes ir entrenando a tu familia y a ti mismo a ser ordenado y metódico.

Se debería prestar especial cuidado a la seguridad en casa. Existen ayudas disponibles como por ejemplo para cocinar.

27. ¿Implica necesariamente la pérdida progresiva de la visión una dependencia?

A pesar de las consecuencias de la deficiencia visual, se puede mantener la autonomía si hay motivación para superar los problemas, se aprenden las técnicas necesarias y se cuenta con ayuda profesional.

 

28. ¿Qué significa la ceguera legal? ¿Qué tiene que ver con la agudeza y el campo visual?

Para alguien no familiarizado con la discapacidad visual, ceguera significa pérdida completa de visión. Sin embargo, en España se considera “legalmente ciego” o “legalmente ciega” aquel individuo que tenga una agudeza visual menor o igual a 0.1 (10/100) y/o un campo visual menor o igual a 10 grados. Esto significa que muchas personas legalmente ciegas ven pero con grandes limitaciones muy variables en función de cada caso.

La visión se mide siempre en torno a 2 parámetros: la agudeza visual y el campo visual.

La agudeza visual es la facultad del ojo, en combinación con el cerebro, de distinguir los objetos y las personas en detalle, tanto de cerca como de lejos.

Para determinar la agudeza visual de forma estándar se utilizan los optotipos, o láminas que contienen letras o dibujos cuyo tamaño va disminuyendo progresivamente hasta el mínimo que es capaz de percibir el ojo humano a una distancia determinada. El tamaño más pequeño que el individuo pueda ver nos dará la medida de su agudeza visual. Se hace la prueba con cada ojo, de cerca y de lejos.

La expresión numérica de la agudeza visual se hace mediante una fracción cuyo numerador es la distancia a la que se ve el optotipo y el denominador la distancia a la que la percibiría un ojo con visión normal. Así, por ejemplo, 6/6 es la visión normal (el sujeto ve a 6 metros lo que una persona con visión normal ve a 6 metros). Una agudeza de 1/60 indica que el individuo ve a 1 metro lo que una persona con visión normal vería a 60 metros de distancia.

Los individuos legalmente ciegos son aquellos cuya agudeza visual (con correcciones ópticas) es de 6/60 o menor en el mejor de sus ojos. Esto significa que el mismo objeto que una persona legalmente ciega puede ver a una distancia de 6 metros, una persona con vista normal podría verlo a 60 metros.

El campo visual (o visión periférica) es el espacio lateral, por arriba y por abajo que el ojo puede percibir, la zona que puede ser vista, cuando se mira al frente sin mover los ojos. Una persona con un campo visual normal es capaz de ver objetos en una amplitud de 180º en el plano horizontal y 140º en el vertical. Una persona es “legalmente ciega” si el campo visual combinado para ambos ojos es igual o menor a 10 grados.

Mirando al suelo a una distancia de 1.5 metros, una persona con 10 grados de visión (o legalmente ciega) puede ver la superficie incluida en una circunferencia de 26cm, mientras que una persona con 140 grados de visión (o visión normal) puede ver toda la superficie dentro de una circunferencia de 2 metros.

29. ¿Qué diferencia existe entre ceguera total y ceguera legal?

Se considera “ciega total” a aquella persona que haya sufrido una pérdida completa de visión.

Se considera “ciega legal” a una persona cuya agudeza visual (con gafas o lentes de contacto, si las necesita) es diez veces menor de lo normal en su mejor ojo, o cuando el campo visual, sin tener en cuenta la agudeza, está restringido a 10 grados de ángulo.

Esto significa que una persona “legalmente ciega” pero no “ciega total” ve pero con grandes limitaciones que son muy variables en función de cada caso.

30. Quiero tener familia, ¿qué debería hacer?

Es recomendable buscar consejo genético si quieres tener familia. Habla con tu especialista en oftalmología o con medicina familiar para solicitar un consejo genético. Basándose en tu historia familiar, podrán asesorarte sobre la probabilidad de tener descendencia con tu enfermedad.

31. Han diagnosticado a mi hija o hijo de una enfermedad degenerativa de la retina, ¿cuándo y cómo se lo digo?

No existe una respuesta correcta a esta pregunta, cada persona es diferente y el abordaje adecuado puede variar en función de su edad y madurez. A pesar de que a menudo consideramos que poseen la percepción y sensatez, cuando existe un problema puede que sólo sean capaces de absorber parte de la información. Como recomendaciones generales:

  • Contesta a sus preguntas con franqueza y de forma positiva.
  • Se breve y simplifica los términos.
  • Ayúdale a asumir la enfermedad, pero sin llegar a la sobreprotección.
  • No permitas que utilice su discapacidad visual como una excusa para no desarrollar plenamente su potencial.
  • Potencia su autoestima permitiendo y animando a que participe en actividades que pueda desarrollar.
  • Informa a su profesorado y su entorno escolar sobre sus dificultades.
  • Habla de tu experiencia con otros padres y madres que se hayan enfrentado a una situación similar.

 

32. ¿Cómo ayudar a mi hijo, mi hija, pareja, amigo o amiga con Baja Visión? ¿Cómo dejarme ayudar si soy quien la padece?

Trata de no sobreproteger, observa qué es lo que puede hacer sin ayuda. Escucha cualquier sugerencia sobre la distribución dentro de casa, dejando el suelo libre de objetos, no moviendo el mobiliario muy a menudo, cerrando la puerta de los armarios y no dejando nunca las puertas de paso medio abiertas. En el exterior, trata de avisar de peligros inesperados como escalones, caminos inclinados, superficies desniveladas y entradas. Los comandos direccionales suelen ser de gran ayuda, como por ejemplo 3 escalones a la izquierda y escalón hacia el frente.

Si tú eres quien tiene RP, trata de explicar qué es lo que puedes hacer sin ayuda. Pide ayuda cuando la necesites; explicando el tipo de ayuda necesitada.

Es necesario hacer reajustes a lo largo del tiempo. Tanto la persona afectada como la familia necesitan entender los cambios. La vida con una persona discapacitada puede ser dura también para el resto de miembros de la familia. La persona afectada puede ayudar mucho a que la vida sea más sencilla en su entorno explicando de qué manera pueden ser de ayuda.

33. ¿Qué es un medicamento huérfano?

Este término causa a menudo confusión, ya que la palabra medicamento lleva a pensar, de forma errónea, en un tratamiento ya probado y comercializado.

La designación de medicamento huérfano es aplicable a un producto en cualquier fase de desarrollo, potencialmente beneficioso para tratar una enfermedad rara. La designación conlleva incentivos dirigidos a animar a la industria farmacéutica a invertir recursos en el desarrollo de dicho producto a pesar del reducido número de pacientes a tratar. Para que un producto designado como medicamento huérfano se pueda comercializar como medicamento, se tendrá que demostrar la seguridad, eficacia y calidad del mismo. Esto puede llevar varios años y, en muchas ocasiones, productos con designación de medicamento huérfano nunca llegan a ser autorizados para su comercialización como medicamento.

Ocurre, en ocasiones, que para un suplemento alimenticio, a veces incluso ya comercializado, se solicita y se consigue la designación de medicamento huérfano. Hasta que la empresa farmacéutica no demuestre la seguridad y eficacia del mismo en los correspondientes ensayos clínicos y reciba la autorización de comercialización como medicamento, éste solo se podrá vender como suplemento alimenticio dirigido a complementar la alimentación. Y, lo que es aún más importante, hasta entonces no habrá evidencia clínica de su eficacia en pacientes.

34. ¿Hay más personas con mi problema? ¿Cómo podría hablar con ellos? ¿Existe alguna asociación relacionado con la discapacidad visual y baja visión?

Actualmente casi un millón de personas en España sufre Baja Visión. Existen asociaciones que te podrán ayudar a ponerte en contacto con personas en tu misma situación y que tienen como objetivo fundamental ofrecer información, formación y asesoramiento en la prevención y el tratamiento integral, que incluye las Rehabilitación Visual o las Ayudas Técnicas, que faciliten tu desarrollo e inclusión social.

35- ¿Qué ayudas ópticas puedo utilizar?

Las ayudas ópticas dependerán de qué problema queramos solventar.

Para visón lejana utilizaremos telescopios cuando queramos ver el objeto más grande sin necesidad de acercarnos (los hay manuales, montados en gafa, enfocables o de foco fijo).

Y si nuestra necesidad se encuentra en distancia próxima utilizaremos:

Microscopios: Es importante señalar que cuanto mayor sea el aumento, menor es el campo visual y la distancia de trabajo. Existen distintos tipos: Lentes esféricas, asféricas, doblete, gafa prismática, bifocales o gafa enfocable.

Lupa: Muy común, permite una ampliación dinámica de los objetos cercanos, admite una distancia ojo- objeto mayor que con la gafa, puede ser portátil, es perfecta para vistazos esporádicos, sin embargo da menos CV que la gafa, y disminuye el CV al aumentar la distancia de trabajo, reduce la velocidad lectora y puede exigir una postura más incómoda. Existen lupas de mano o de soporte, con y sin iluminación.

Ayudas electrónicas: Como los circuitos cerrados de televisión (CCTV), lupas electrónicas portátiles u otras tecnologías

Tiflotectnología: Adaptación y accesibilidad de las tecnologías de la información y comunicación y aprovechamiento por parte de las persona con deficiencia visual. Por ejemplo, programas de ordenador.

Telemicroscopios: Telescopios enfocados a menos de un metro.

Si tu problema tiene que ver con deslumbramiento, fotofobia o dispersión tu solución está relacionada con filtros, tiposcopios y trucos de iluminación.

36. ¿Es perjudicial utilizar el ordenador, e-book o aparatos electrónicos con ese tipo de pantallas?

No, no es perjudicial, siempre que mantengas una buena higiene visual, Es importante aprovechar el resto visual y de esta manera se mantiene en activo.

37. ¿Qué será de mi vida social ahora que no veo bien?

Lo primero que debes hacer es afrontar tu nueva situación y aceptarla, para ello es imprescindible el apoyo y el reconocimiento de la familia y de otras personas en tu misma situación. También puedes recurrir a un profesional de la psicología que te ayude en el proceso de aceptación y te enseñe a utilizar nuevos recursos para afrontar los retos que se te planteen a partir de ahora. El objetivo es que asimiles tu nueva situación ocular y seas consciente de que tu vida puede ser igual o más rica aún. Sólo tú puedes llegar a esa conclusión. Es muy importante que mantengas una buena red social, amigos, familia, asociaciones… que te sirvan de apoyo y con los que poder realizar actividades de ocio y deportivas, que te mantengan activo y te generen bienestar.