Distrofias de conos y bastones

Las distrofias de conos y bastones (CRDs) son distrofias hereditarias de la retina. Se incluyen en el grupo de la retinosis pigmentaria, y, de forma más general, en el de las retinopatías pigmentarias.

Como tal, se caracterizan por la presencia de depósitos de pigmentos en la retina, visibles en la exploración del fundus, que se localizan predominantemente en la región de la mácula. A diferencia de las retinosis pigmentarias típicas (también conocidas como distrofias de bastón-cono, RCDs), que son el resultado de una pérdida primaria de función de los fotoreceptores de los bastones, seguida por una pérdida secundaria de la función de los fotorreceptores de los conos; las distrofias de conos y bastones reflejan una secuencia de hechos totalmente opuesta, con una implicación primaria de los conos, o con una pérdida de función concomitante de conos y bastones.

Continuar leyendo «Distrofias de conos y bastones»

Cómo elegir unas gafas de sol

El comercio

Las condiciones de luminosidad van en aumento a medida que se aproxima el verano y con ello las molestias para nuestros ojos. El sol se encuentra ahora más cerca de la Tierra y el astro rey, como en la piel, también puede causar lesiones en la visión por lo que es clave la protección ocular al ir al campo, la playa o pasear por la ciudad en pleno día.

Según explica a Infosalus Vicente Masiá, coordinador de la Vocalía de Gafas de sol del Consejo General de Ópticos y Optometristas, todos necesitamos gafas de protección frente al sol aunque existen personas que son más sensibles a las condiciones de alta luminosidad como quienes tienen los ojos claros, aquellos que padecen astigmatismo o los que sufren algún tipo de trastorno ocular más grave.

Continuar leyendo «Cómo elegir unas gafas de sol»

Alergia primaveral ocular

La Vanguardia salud

En el caso de que se hayan iniciado los síntomas de la enfermedad, es recomendable acudir al oftalmólogo para valorar el estado y la gravedad de la patología

El Dr. Víctor Charoenrook, oftalmólogo especialista en superficie ocular del Centro de Oftalmología Barraquer, describe que el principal síntoma de la alergia ocular primaveral es el picor. También lo pueden ser el lagrimeo, ojos rojos, hinchazón de los párpados, secreciones y, en los casos más severos, fotofobia y visión borrosa. Los síntomas suelen aparecer en los dos ojos aunque pueden ser asimétricos, es decir, en un ojo pueden ser peores que en el otro. Suele haber una clara correlación entre los síntomas con el periodo del año en que circulan los alérgenos como los pólenes de los árboles (olivo, platanero, ciprés o gramíneas) que son los más comunes.

Continuar leyendo «Alergia primaveral ocular»