Consiguen hacer mapas topográficos de la córnea en menos de un segundo

Imagen de la cornea en 3D tomada por el CSIC

Un novedoso método desarrollado en el CSIC permite eliminar la distorsión de barrido de la actual tecnología usada para generar imágenes tridimensionales. Un equipo de investigadores del Instituto de Óptica Daza de Valdés del CSIC ha desarrollado un método que permite obtener mapas cuantitativos de elevación de la córnea. Este sistema corrige la distorsión de barrido que afecta a la tomografía de coherencia óptica (conocida como OCT), capaz de obtener imágenes tridimensionales de esta parte del ojo. El sistema también puede aplicarse para la obtención de perfiles de superficies en otros ámbitos, como la biomedicina o la microelectrónica. CSIC/T21.

“Este sistema crea, en menos de un segundo, un mapa completo de las irregularidades de la superficie de la córnea en toda su extensión. En una sola captura obtenemos el mapa de elevación de la córnea anterior, de la posterior y otro mapa de espesor de gran exactitud. Además, la velocidad en la adquisición evita los errores asociados al movimiento del paciente”, explica el investigador del CSIC Sergio Ortiz, del Instituto de Óptica. Realizar mediciones exactas de la córnea es fundamental de cara a planificar diversos tratamientos, como la cirugía refractiva, realizar implantes o la adaptación de lentes de contacto.

La OCT empleada hasta el momento permite la visualización de estructuras oculares, pero para topografiar las irregularidades de la córnea, los especialistas debían recurrir a otras técnicas e instrumentales, de menor resolución o más lentas. El sistema desarrollado por la investigadora del CSIC en el Instituto de Óptica Susana Marcos y su equipo se basa en una serie de algoritmos que consiguen calibrar los sistemas de OCT, corregir la citada distorsión y obtener el mapa de la córnea. “La gran ventaja de este nuevo método es que puede aplicarse directamente a cualquier sistema de OCT sin tener que modificar el equipo”, comenta la investigadora. Las aplicaciones del nuevo método no se limitan a la exploración ocular. “Puede emplearse para obtener el perfil de otras superficies, lo que llamamos profilometría. Es decir, que podemos conseguir el mapa de elevación de cualquier estructura en la que pueda penetrar la luz. El ojo, por su naturaleza, es perfecto para esta tecnología, pero también puede usarse, en combinación con una endoscopia, en campos como la cardiología, la dermatología y la oncología, entre otros,” añade Marcos.

“Esta es una técnica de no contacto, no toca la superficie que mide, sino que es la luz la que lo hace, y esto es una gran ventaja si se trata de materiales o tejidos delicados”, concluye la investigadora.

Si queres leer la noticia completa pincha el siguiente enlace:Consiguen hacer mapas topográficos de la córnea en menos de un segundo

Fuente: Tendencias tecnológicas

Últimas noticias

La caracterización genética de la Aniridia premiada por la Fundación FEDER

La Fundación FEDER ha otorgado una de sus ayudas de apoyo a la investigación al mejor conocimiento de la Aniridia  con la financiación del proyecto “Caracterización genética de la Aniridia en España mediante estudios genómicos y experimentales” de la Fundación IIS – Fundación Jiménez Díaz, con Marta Cortón como investigador principal.

La redefinición de las capas de la retina se lleva el premio de investigación Julián García Sánchez

La reunión anual de la Sociedad Madrileña de Oftalmología celebrada el día 15 de diciembre de 2017 fue testigo de la entrega del III Premio Internacional de Investigación Julián García Sánchez que la Asociación Acción Visión España promueve junto con Laboratorios Theaa anualmente al mejor artículo científico relacionado con la investigación en patologías de la […]

Terapias optogenéticas más cerca del uso clínico

Mediante el desarrollo de un ensayo clínico para restaurar la visión de forma optogenética, los investigadores también ven esperanza en el uso de la técnica para tratar la sordera, el dolor y otras enfermedades.