Síndrome de Marfan.

logo asociación síndrome de marfan

Hoy desde la Asociación Acción Visión España venimos a hablaros del Síndrome de Marfan, nadie mejor que vosotros sabéis lo importante que es la difusión de nuestras patologías y asociaciones para diagnosticar a tiempo.

El Síndrome de Marfan es una enfermedad genética, hereditaria, causada por una mutación en el gen FBN1, encargado de codificar la proteína fibrilina. Afecta al tejido conectivo, el cual sirve de soporte a las células que forman los huesos, músculos, vasos sanguíneos, ojos, pulmones, piel y otros órganos. Su expresión clínica es muy variable.

Las afectaciones más importantes se producen a nivel cardíaco, siendo la disección de aorta el problema más grave y la que mayor mortalidad ocasiona.

La dolicostenomelia consiste en tener extremidades inusualmente largas en relación al tórax.

Las manifestaciones del síndrome de Marfan pueden ser muy variables, tanto en el número de órganos afectados, como en la severidad de los mismos.

Las principales manifestaciones son:

  • Cardiovasculares: las alteraciones que se producen en el corazón y vasos sanguíneos son la principal causa de mortalidad en personas con síndrome de Marfan.
  • Dilatación de aorta: es la manifestación más importante ya que la pared de la aorta se va dilatando, y por tanto debilitando, pudiendo llegar a desgarrarse o romperse.
  • Afectaciones valvulares: las más comunes son el prolapso mitral y la insuficiencia aórtica.
  • Músculo-esqueléticos:
    – Suelen ser personas muy altas y delgadas.
    – Cara alargada y estrecha.
    – Hiperlaxitud articular: mayor flexibilidad en las articulaciones.
    – Extremidades largas.
    – Los dedos de las manos son largos y finos con aspecto de araña (aracnodactilia).
    – Mala posición dentaria.
    – Pectum excavatum o pecho hundido.
    – Pectum carinatum o pecho saliente.
    – Escoliosis o cifoescoliosis que son alteraciones en la curvatura de la columna vertebral.
    – Pies planos.
  • Oculares:
    – La subluxación de cristalino suele ser la primera manifestación ocular que detectan los pediatras.
    – Miopía.
    – Desprendimiento de retina.
    – Glaucoma.
    – Catarata temprana.
  • Pulmonares: la más común es el neumotórax espontáneo o pulmón colapsado (entrada de aire en el espacio interpleural) que no pone en peligro la vida pero que sí requiere una atención médica inmediata.
  • Sistema nervioso: la más común es la ectasia dural que es el ensanchamiento en una de las membranas (duramadre) que recubre el sistema nervioso central y que suele provocar fuertes dolores de espalda.
  • Otros: estrías en hombros y nalgas.

Para mas información de este síndrome os dejamos el siguiente enlace:

www.marfan.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.